viernes, agosto 28, 2009

CLAUSURA IV CENA PAGANA


Concluye la 4ª edición de la Cena Pagana y en nuestras memorias queda el sabor agridulce de una noche perfecta que no deseamos que acabe.


Una noche en honor a las antiguas culturas que poblaron y forjaron nuestras tierras, en honor a aquellos dioses olvidados que a tantas personas cobijaron bajo sus ojos, en honor a un mundo en el que lo bonito era vivir el día a día.

El entorno de la Cena Pagana volvió a alzarse tras un año de espera. Las jaimas decoraron un entorno árido y natural. Escudos y armas protegen sus puertas de entrada y ciertos aromas envuelven el ambiente. La mesa se viste de nuevo con cerámicas grecorromanas y las vasijas anuncian a viva voz un gran festín.
















Comenzó la tarde con las pruebas olímpicas, en donde Grecia, Ares de Esparta y Germania, Beowulf de Alsacia se impusieron en tiro con arco y jabalina a diana. Las demás pruebas sucedieron a lo largo de la tarde hasta la llegada de la noche, la tan esperada y dulce noche.




Fue entonces cuando llegó la inauguración de esta edición. El sacrificio de un animal y el contacto con los dioses a través de druidas y oráculos ocupó el tema principal en la presentación de la Cena Pagana.



Polvo y sangre hacen acto de presencia en asistentes e intérpretes haciendo cómplices paganos a todas las personas del recinto.




La sangre aún caliente del sacrificio es ofrecida a los dioses a través del oráculo. Queda inaugurada la IV Cena Pagana.

Sentados y entorno a la luz del fuego comienza la cena. Diversos entrantes, una ensalada de Bacalao con garum de hierbas y ahumados, Pollo relleno de frutos secos y queso bañado en su salsa de miel, y un exótico flan romano de melocotón fueron las degustaciones expuestas en la mesa de la Cena Pagana.










El vino con miel corrió de mano en mano y de gaznate en gaznate hasta ser saciados todos y cada uno de los apetitos mas diversos.



El vaivén de risas y algarabías vistió una mesa repleta de asistentes deseosos de compartir una noche especial y diferente.















Terminada la cena revivimos ritmos celtas a través de la gaita la cuál nos empujó a danzar junto al más antiguo compañero del hombre: el fuego.










Diversas actividades se llevaron a cabo a continuación como la competición de pulsos y el sogatira. En lo que se refiere a los pulsos, este año se realizaron campeonatos tanto para diestros como para zurdos. Fue Zeus de Olimpia el vencedor indiscutible de la prueba para diestros y Javi César en la de zurdos. En el campeonato femenino, Belén consiguió el primer puesto en pulsos para diestras y Merce para zurdas.

Roma la nueva victoriosa de los menesteres del tirar de una soga, ganó a las demás facciones con una amplia ventaja, destacando a titanes como Jose y Javi ya nombrado anteriormente.








Seguidamente llegamos al momento estrella de las Olimpiadas, la lucha grecorromana, donde de nuevo y por cuarto año seguido, Zeus de Olimpia se alzo con una merecida victoria tras derrotar a grandes contrincantes y mediante unas luchas muy reñidas y emocionantes.


Avanzaba la noche, la batalla y los duelos bélicos comenzaron. Cuatro hoplitas en falange, protegidos por una horda de bárbaros hicieron frente a cuatro legionarios romanos.




Roma porta cuatro scutum de diferentes épocas: republicanos e imperiales.



Los pueblos bárbaros son de naturaleza diferente y centran su diseño en hachas y espadas largas ataviados de pieles y telas.

Los hoplitas lucen diferentes diseños de hoplon siendo la lambda de Esparta, el sol de Macedonia, el tirreme y el águila de Zeus.




Roma fue aplastada tanto por Grecia como por los Bárbaros. Grecia sufrió bajas en el cofrontamiento ante estos últimos, dada su agilidad frente a la falange.

Los duelos individuales pusieron la guinda a una noche intensa y activa. Escudos de todo tipo chocaron ante la mirada de mortales e inmortales haciendo saltar astillas por doquier. Las espadas de recreación, hechas de madera, sesgaron brazos y piernas dando la victoria a unos y otros.







Fueron los duelos el acto final de la noche y dando gracias a todos los que confiaron en nosotros se dió por terminada la edición de este 2009. Una vez más se honra en Lorca a unas personas olvidadas, unas personas que no tuvieron sitio en los libros de historia.


Queremos agradecer en nombre de la Directiva de la Cena Pagana a toda la gente que creyó en el evento y asistió a compartir con nosotros algo más que una afición. De igual manera deseamos que el año que nos llega se repita de la misma forma.












Sin más, la Cena Pagana cierra sus puertas hasta la próxima edición. Gracias a todos.


4 comentarios:

Friné dijo...

Hola chicos,una pena no haber podido asistir a la cena este año. Ya veo que son numerosas cosas las que han cambiado y habeís conseguido atraer mas gente.
Mi mas sincera enorabuena seguir así, haber si a la V cena pagana puedo ir.
Saludos:
Friné

JD dijo...

Cada año la Cena Pagana se supera pero cada año es el mismo resultado... los romanos acaban aplastados, jeje. Arriba Grecia!!!

FRAN dijo...

Gracias a ambos, una pena no haberos visto éste año. Espero que al siguiente podamos vernos.

Saludos.

Anónimo dijo...

I like use viagra, but this no good in my life, so viagra no good.